Nuestros Pastores

Nuestros Pastores
José Luis Malnis
Pastor | Escritor

Licenciado en teología, nacido en Córdoba, Argentina el 4 de Marzo de 1962

Gretel Benedetto de Malnis
Pastora

Licenciada en consejería familiar, nacida en Argentina el 13 de Agosto de 1969

 

Redes sociales

Última prédica

Anuncios

 

 

 

 

Mensaje del dia

"Entonces Jehová le dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Díle a los hijos de Israél que marchen"

Éxodo 14:15

Muchas veces se nos ha enseñado acerca de la importancia de la oración: comunicarnos con Dios en todo momento, contarle nuestras alegrías y nuestros temores, nuestras tristezas y nuestras dudas. Pedir su dirección a la hora de afrontar decisiones. Una vida de oración es un elemento clave en la vida cristiana, pero también debe haber lugar para la acción. En ocasiones sabemos qué hacer, pero oramos para pedir más dirección como una excusa para justificar que no queremos actuar. Si sabemos lo que tenemos que hacer, es tiempo de moverse.

 

En el capítulo 14 del libro de Éxodo vemos al pueblo hebreo entre la espada (los egipcios) y la pared (el mar rojo). Se encontraban en un momento crítico. Sólo un milagro los podría salvar. Esto llevó al desánimo y la rebeldía a muchos de los que allí se encontraban, algunos llegaron a insinuar que  "... mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto" Éxodo 14:12

 

Moisés, en ese momento delicado, actuó como el líder que era, infundiendo ánimos a aquellos que le rodeaban "Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos"  (Éxodo 14:14) dijo con firmeza.

 

Pero vemos que Moisés tenía también sus temores. Siguió clamando a Dios por salvación y es en ese momento cuando Dios le dice a Moisés las palabras que abren este artículo.

 

¿Por qué clamas a mi? ¡Avanza!

 

Muchas veces tenemos fe en que Dios nos va a librar, pero no actuamos conforme a nuestra fe. Otra veces nos concentramos tanto en los problemas, mencionándoselos una y otra vez a Dios en nuestras oraciones, que no nos levantamos con fe creyendo que Dios ya escuchó nuestro ruego y que ahora debemos avanzar. O simplemente preferimos quedarnos en el lamento porque no queremos ir en la dirección que Dios nos ha indicado. Después de todo, Dios les había dicho que avanzaran cuando frente a ellos lo único que había era ¡el Mar Rojo!

 

Recordemos que la fe actua en aquellas circunstancias donde necesitamos que actue lo sobrenatural de Dios.

 

Conviene tener en mente este pasaje. Cuando enfrentemos una situación en la que se requiera la intervención divina, tratemos de enfocarnos en el poder de Dios y en lo que quiere que hagamos y luego actuemos en consecuencia.


Eso es fe.

Facebook

 

Artículos

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe nuestras noticias y boletines directamente en tu email.