Nuestros Pastores

Nuestros Pastores
José Luis Malnis
Pastor | Escritor

Licenciado en teología, nacido en Córdoba, Argentina el 4 de Marzo de 1962

Gretel Benedetto de Malnis
Pastora

Licenciada en consejería familiar, nacida en Argentina el 13 de Agosto de 1969

 

Última prédica

Anuncios

Mensaje del dia

 

"Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová?" Éxodo 17:2b

¿Qué quiere decir tentar a Jehová? Según el diccionario de la real academia española, uno de los significados de la palabra tentar es: Probar a alguien, haciendo examen de su constancia o fortaleza. Así que Moisés reclama al pueblo su interés en probar y juzgar al mismo Dios. De hecho más adelante el pasaje bíblico nos indica que:

"Y llamó (Moisés) el nombre de aquel lugar Masah y Meriba, por la rencilla de los hijos de Israel, y porque tentaron a Jehová…" Éxodo 17:7a

La Nueva Versión Internacional sustituye la palabra tentar por provocar, de hecho la palabra hebrea Masah significa prueba o provocación y la palabra hebrea Meriba significa altercado.

¿Por qué fue el altercado? El pueblo hebreo partió del desierto de Sin y acampó en Refidim, un lugar seco: no había ni una sola gota de agua para beber. Esto hizo que el pueblo reaccionara contra Moisés exigiéndole que les diera agua. ¡Cuántas veces provocamos a Dios actuando igual que el pueblo judío, exigiéndole a Dios que nos provea de algo! Y ojo que no estamos hablando de cosas frívolas: sin agua, el pueblo judío podría perecer, sin embargo, aun siendo una necesidad primordial, exigirle a Dios agua se consideró como una provocación.

En este pasaje aprendemos una lección muy importante, muchas veces vendrán dudas a nuestro corazón, dudas acerca de la presencia de Dios, dudas acerca de su palabra, dudas acerca de nuestras experiencias con Dios, pero eso no nos debe llevar a exigirle cosas a Dios para "salir" de dudas, no debo "examinar" a Dios para ver si es verdad todo lo que me ha dicho. Las promesas de Dios se cumplirán SÍ o SÍ.

La batalla de la fe no es una batalla entre nosotros y Dios, es una batalla interna que se libra en nuestra mente, debemos creer. Debemos prestar atención a las palabras que salgan de nuestros labios. Por supuesto que podemos y debemos pedirle a Dios aquello que necesitamos:

"No tenéis lo que deseáis, porque no pedís" Santiago 4:2

Pero si detrás de mis peticiones se encuentra la pregunta ¿Está pues Dios conmigo, o no?" entonces debo tener cuidado: ¡puedo estar juzgando a Dios!

Contáctanos

- Like us -

 

Facebook

 

Artículos

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe nuestras noticias y boletines directamente en tu email.